Kristen Stewart se considera un ser humano honesto y transparente, incapaz de ocultar lo que más importante en su vida, incluyendo su orientación bisexual.

“Nunca quise ocultar nada, ni presentarme como alguien que no soy pero en Hollywood me aconsejaron que no aludiera a mi noviazgo con otra chica para no afectar mi carrera”.

La recordada protagonista de la saga Crepúsculo emitió tan contundentes declaraciones en una entrevista para la edición británica de Harper’s Bazaar.

“Mira Kristen hazte un favor y no le des la mano a tu novia en público, eso dañará tu imagen y te descartará de las películas de Marvel”, confiesa que le aconsejaron algunos agentes.

Actualmente, con su carrera enfocada en el cine independiente, la exnovia de Robert Pattinson se siente libre y auténtica, sin nada que ocultar.

En cuanto a su orientación erótico afectiva, Kristen no gusta de las etiquetas. Simplemente se describe como una persona con “sexualidad fluida”.

Además, de haber vivido varios años con Pattinson, de quien se recuerda profundamente enamorada, estuvo involucrada con el cineasta Rupert Sanders, quien habría acabado con su matrimonio por ella.

Posteriormente se hizo novia de la modelo Stella Maxwell, lo que escandalizó a unos pero fue apoyado por la mayoría de sus fans.

Actualmente es pareja de la guionista Dylan Meyer con quien no descarta llegar al pie del altar.

“Me siento feliz como soy, dando y recibiendo amor”, afirmó en su entrevista.

Su última película, Seberg -una biopic sobre la problemática actriz norteamericana Jean Seberg- se presentó en el Festival de Cine de Venecia.

Por otra parte, el remake de Los Ángeles de Charlie, en el que comparte cartel con Naomi Scott y Ella Balinska, llegará a los cines en noviembre.

Por Pedro C. Baca

Fotos AFP