La princesa de Asturias, Leonor de Borbón, hace poco cumplió 14 años y lo celebró atendiendo sus primeros compromisos oficiales.

Han sido semanas muy emocionantes para la heredera del trono español, tanto que apenas tuvo tiempo de disfrutar de su pastel de cumpleaños.

En las últimas semanas la princesa de Asturias ha atendido una serie de compromisos oficiales que han implicado hablar en público.

Claro que no ha estado sola, en todo momento la han acompañado sus padres, los reyes Felipe VI y Letizia, así como por su hermana menor, la infanta Sofía.

La verdad es que Leonor se desempeñó tan bien que incluso acaparó portadas y titulares de la prensa más seria.

Ha desatado un fenómeno que en España ya se denomina «leonormanía».

Rubia, espigada, con ojos azul intenso y porte regio, Leonor de Borbón y Ortiz ha sorprendido con su aplomo y desenvoltura. No olvidemos que es casi una niña.

Hace unas semanas te dimos cuenta en Revista Actual que la princesa de Asturias arrancó ¡vivas!, luego de su discurso en la entrega de los premios que aluden a su título.

Ahora resulta que hace unos días la joven royal fue ovacionada por casi un minuto mientras pronunciaba su primer discurso en Cataluña.

Como sabemos, se trata de una región caracterizada por su ánimo independentista.

Para beneplácito de todos la futura reina se expresó impecablemente en catalán y ablandó a todos cuando en esa lengua afirmó llevar a Cataluña en el corazón.

A pesar de su corta edad, la princesa de Asturias captó el efecto que tuvo su discurso y aceptó la lluvia de aplausos con una sonrisa discreta.

Leonor de Borbón sabe también que, a partir de ahora, su vida ya no será igual. Estará en la mira de la opinión pública.

Por lo pronto, en España ya se habla con entusiasmo de lo hermosa y segura de sí que es su futura reina.

Y decir «futura reina» no es poca cosa en un país en el que muchos de sus súbditos odian a la monarquía.

Por Pedro C. Baca

Fotos AFP