El pasado domingo 5 de enero, la actriz Laura Dern se hizo acreedora de su quinto premio Globo de Oro, en esta ocasión gracias a su soberbia actuación en la película Marriage Story. Antes de recibir este nuevo galardón, Dern había ganado el Globo de Oro por sus actuaciones en Enlightened, Big Little Lies y dos películas hechas para la televisión.

La competencia para ganar este premio fue feroz y de hecho la designación de Dern como ganadora fue bastante polémica, las demás nominadas eran: Jennifer López (Hustlers), Margot Robbie (Bombshell), Kathy Bates (Richard Jewell), y Annette Bening (The Report). Para muchos JLo tenía muchos más méritos para ganar el premio, pero al final se quedó en la orilla.

El retorno de Dern a la lista de ganadores del Globo de Oro es un testimonio a la tradición actoral de su familia, dado que sus padres (Bruce Dern y Diane Ladd) fueron actores reconocidos en su tiempo y aún hoy siguen vigentes en papeles secundarios. La carrera de Laura inició hace casi 40 años. En la película que la llevó a ganar este nuevo premio, la originaria del estado de California interpreta el papel de Nora, la abogada que representa a la siempre bellísima Scarlett Johansson en su divorcio de Charlie (personificado por Adam Driver, quien saltara a la fama en Star Wars). La actuación de Dern tiene sus momentos brillantes que acentúan la calidad de la cinta en general.

Luego de recibir críticas favorables y ser un éxito, Marriage Story acaparó mucha atención por parte de los medios de comunicación. En varias entrevistas, Dern mencionó que el rodar la película fue un esfuerzo colaborativo entre el director y los dos protagonistas. Según sus relatos, la química entre las partes se fue construyendo a lo largo de año y medio de conversaciones en desayunos y comidas que compartieron. El producto final fue lo que se esperaba, dado que el director de la película, Noah Baumbach pretendía contar una historia de amor a través del divorcio.

Pero lo mejor para Dern está por venir, dado que también será nominada para llevarse el premio de mejor actriz de reparto en los premios Oscar, además de que pertenece al consejo directivo de los mismos premios de la Academia. En cuanto a proyectos futuros, llama la atención su regreso a la franquicia de Jurassic Park, acerca de lo cual ahondaremos enseguida.

El regreso de Laura al mundo de los dinosaurios

La carrera de Dern está llena de personajes memorables, pero ninguno tan recordado como el de la doctora Ellie Sattler en la primera película de Jurassic Park, estrenada en 1993. La película fue un éxito de taquilla y, también, piedra anular en una franquicia que sigue produciendo millones de dólares dentro y fuera de las salas de cine. La mejor muestra de ellos es el interminable merchandising como gorras, playeras, juegos de mesa, bolsos y hasta una nueva máquina tragamonedas en la que aparece la misma Laura Dern como uno de sus símbolos. El juego se ha llevado buenas críticas y se puede disfrutar en casinos online como Betway, al igual que otras tragamonedas temáticas.

Pero tampoco estaba cantado que Laura Dern regresara a la franquicia de Jurassic Park dado que Chris Pratt y Bryce Dallas Howard mostraron una tremenda química en escena y los estudios cinematográficos se comprometieron a seguirles dando el papel estelar. En marzo de 2017, Dern comentó que si se llegaba a filmar una tercera parte de la nueva versión, su personaje Ellie Sattler tenía que regresar. Casi un año después, en febrero de 2018 se anunció que sí habría una tercera entrega, con fecha de lanzamiento de 11 de junio de 2021.

Fue hasta septiembre de 2019 como indica el diario La Vanguardia cuando se confirmó que Sam Neill, Jeff Goldblum, y Laura Dern volverían a interpretar sus personajes en Jurassic World 3; y además se espera que sean de los estelares de la película. La expectativa es grande y Dern tendrá otro reto actoral frente a sí, pero también con la certeza de que con lo que ha logrado en su carrera no tiene que demostrarle nada a nadie.

Carrera multifacética con años por delante

A Laura Dern le quedan años de carrera, pero es inevitable recordarla en el ascenso de su carrera en los años ochenta, en especial las películas que hizo con el director David Lynch, entre las cuales sobresale Wild of Heart y Blue Velvet. Solamente el futuro dirá qué rumbo tomará la carrera de Laura y el tipo de proyectos en los que participará, pero estamos seguros de que la veremos brillando en eventos como los Globos de Oro, los cuales siempre están llenos de ese mítico glamour holliwoodense y bellezas espectaculares.