Una dieta saludable y el ejercicio son fundamentales si planeas ser mamá.

El embarazo es un momento maravilloso, pero de muchos cambios. Cuidar tu cuerpo antes, durante y después del mismo es importante, por ello los expertos del Hospital Houston Methodist, en la planificación de un embarazo te brindan algunos consejos por si quieres ser mamá o estás en víspera de serlo.

Foto: Pixabay

Prepárate para el embarazo

Toma ácido fólico. La vitamina ayuda a prevenir defectos de nacimiento, como la espina bífida. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, de Estados Unidos, recomiendan que las mujeres en edad fértil tomen ácido fólico todos los días, y comenzar a tomarlo al menos un mes antes de quedar embarazada para tener buenas reservas de dicha sustancia.

Dieta saludable. Ingiere muchas frutas, verduras, granos integrales, carnes magras, incluidos pollo sin piel; pescado, lentejas y frijoles, y alimentos ricos en calcio, como el yogur natural.

Sigue hábitos saludables. Dejar de fumar, beber alcohol y consumir drogas, ya que estos hábitos pueden causar serios defectos de nacimiento. Pídele a tu pareja que también siga prácticas saludables.

Descansa bien. Intenta dormir de siete a nueve horas todas las noches.

Practica algún ejercicio. Usa el tiempo antes del embarazo para establecer un horario de entrenamiento regular, preferiblemente al menos 30 minutos al día, la mayoría de los días de la semana.

Controla las condiciones de salud. La diabetes y la presión arterial alta pueden complicar un embarazo, pero tu médico puede ofrecerte formas de controlarlas.

Hazte un chequeo. Mantente al día con todas las vacunas y exámenes de salud.

Durante el embarazo

Foto: Pixabay

Mantén los hábitos saludables. Los mismos que comenzaste antes de tu embarazo y usa estos consejos durante el mismo para ayudarte a ti y a tu bebé a desarrollarse de manera saludable.

Haz ejercicio de 20 a 30 minutos la mayoría de los días. “El ejercicio regular durante el embarazo puede ayudar a reducir la incomodidad, fomentar una sensación de bienestar y fortalecer los músculos para prepararse para el parto. Pregúntale a tu médico qué es lo mejor para ti”, explicó el especialista Redman.

Bebe muchos líquidos. Mantenerte hidratada combate el estreñimiento y ayuda a tu cuerpo a mantener el ritmo del aumento del volumen sanguíneo.

Limita el café a una taza al día. Mantente alejada de las carnes poco cocinadas; pescado crudo y quesos suaves.

Programa visitas prenatales. Esta es una de las actividades más importantes que puedes hacer para encaminarte hacia un bebé saludable. “Tu médico controlará tu salud y la de tu hijo nonato”, explicó el especialista.

Durante la pandemia del COVID-19. Quédate en casa. Se debe evitar a toda costa la infección por coronavirus de una mujer embarazada practicando todas las recomendaciones de distanciamiento social y de higiene en ti y en todas las personas que viven contigo.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu

Fotos Pixabay