Carlos de Inglaterra se convierte en el segundo miembro de la realeza europea en contagiarse de COVID-19.

De acuerdo con un comunicado de su residencia oficial, Clarence House, el primogénito de Isabel II tiene síntomas leves de coronavirus.

El príncipe de 71 años (los cumplió en noviembre pasado) se encuentra confinado junto a su esposa, la duquesa de Cornualles en el castillo de Balmoral, Escocia.

El futuro monarca sigue el camino de Alberto de Mónaco, quien hace apenas unos días se convirtió en el primer royal contagiado del persistente virus.

Detalle curioso, los príncipes coincidieron en un acto de caridad celebrado en Londres el 10 de marzo pasado.

Salud estable

De acuerdo con Clarence House, el príncipe de Gales «se encuentra estable y de buen humor, sobre todo porque la duquesa fue sometida al test de detección y dio negativo».

El comunicado indica que las molestias de salud no le han impedido «trabajar desde su despacho como acostumbra».

No se sabe con exactitud en qué momento Carlos de Inglatrerra se contagió, ni a través de quién.

«Su Alteza Real atendió un gran número de compromisos públicos en las semanas anteriores», señala Clarence House.

Al momento de elaborar esta nota, el Reino Unido tiene más de 8,300 casos confirmados de COVID-19 y registra ya 435 fallecidos.

En cuanto a la familia real británica, Tanto la reina Isabel II y el príncipe Felipe, como el príncipe Guillermo y su familia se encuentran fuera de peligro.

¡Pronta recuperación para el príncipe Carlos!

Por Pedro C. Baca

Fotos AFP