Los reyes de España, Felipe y Letizia, pasaron por un momento desagradable al reencontrarse con la infanta Cristina en la misa en memoria de la infanta Pilar, tía del soberano.

Recordarás que la relación entre los soberanos y doña Cristina se rompió debido al lío judicial por tráfico de influencias que involucró a la hermana de Felipe VI.

Aunque la polémica royal fue exonerada y conserva su lugar en la línea de sucesión al trono, su marido, Iñaki Urdangarin está en prisión.

Fue entonces cuando el rey les retiró el título de duques de Palma de Mallorca y cortó todo contacto público… hasta ahora.

Fue imposible evitar que se vieran frente a frente durante la ceremonia fúnebre.

El evento transcurrió en el Monasterio de El Escorial, tres semanas después del deceso de doña Pilar, hermana mayor del rey emérito Juan Carlos.

Felipe y Letizia llegaron puntuales y vestidos de riguroso luto. Al avanzar hacia sus lugares pasaron al lado de las hermanas del monarca.

La reina francamente las ignoró, Felipe VI buscó contacto visual con ambas.

Mientras doña Elena esbozó una leve sonrisa, la infanta Cristina endureció el gesto y mantuvo la mirada hacia adelante.

De esa manera evitó saludar a quién años atrás fue su hermano adorado.

El suceso puso en evidencia que la relación entre ambos sigue destruida, aun cuando los lazos de sangre son inquebrantables.

Al final de la ceremonia fúnebre, la infanta Cristina esperó a que salieran los reyes de España para retirarse discretamente.

Por Pedro C. Baca

Fotos AFP