Ludwika Paleta se ha metido sin querer en un enredo. Todo por comentar a una revista que no ha vacunado a sus hijos menores.

Lo que más sorprendente es que no piensa hacerlo.

Sabemos que a esta rubia de ascendencia polaca no le gusta meterse en polémica.

Y que ya bastante tuvo con el escándalo que involucró a su marido Emiliano Salinas en meses pasados.

Sí, el caso de la secta NXIVM, a la que pertenece Emiliano, y cuyo líder, de quien el socialité es muy cercano, fue llevado a tribunales por acusaciones de esclavitud sexual.

¿Y ahora?

Ludwika Paleta se metió en el ojo del huracán al declarar a una prestigiada revista que se considera una “madre alternativa” cuando se trata de la salud de sus hijos.

Su maternidad es tan alternativa que la protagonista de la obra de teatro Perfectos desconocidos decidió no vacunarlos.

En dicha entrevista, con motivo de sus 30 años de carrera artística la celebridad no se detuvo en el aspecto profesional.

Confío que hace 20 años tuvo a su primer hijo, Nicolás, porque «se le chispoteó».

Ese muchacho es fruto de primer matrimonio con el actor Plutarco Haza.

Mamá antivacunas

En un arranque de sinceridad Ludwika se describió muy feliz, para luego subrayar que Emiliano Salinas «le cambió la vida».

A continuación confío que les costó mucho embarazarse de sus dos hijos en común, Sebastián y Bárbara, y que incluso recurrieron a métodos de fertilización.

«Con Emiliano perdí muchos embarazos. Después me hice muchos ‘in vitro’, hasta que pegó”, comentó la guapa.

Posteriormente se declaró como una mamá alternativa y consciente de lo que iba a generar con sus palabras advirtió:

“No quiero entrar en polémica, pero soy de las que no les ha puesto una sola vacuna a mis hijos”.

Por Pedro C. Baca

Fotos PhotoAMC