Marjorie de Sousa entabla demanda penal para que su ex pierda la patria potestad sobre el hijo de ambos.

La guerra entre la guapa actriz y cantante venezolana y su ex, el argentino Julián Gil, no termina, ni siquiera porque su hijo Matías está de por medio.

Lo peor, el niño parece ser la «manzana de la discordia» entre estos dos famosos que han construido parte de su exitosa carrera en México.

Marjorie de Sousa recién entabló demanda legal contra Gil para que se le retire la patria potestad de Matías.

El argumento es que el también actor ni convive con el pequeño, ni colabora en su manutención económica.

Guerra de declaraciones

«Esta es la decisión más difícil que he tomado en mi vida. Pero, como madre, estoy obligada a enfrentar esta triste situación para proteger los derechos de mi hijo”, apuntó Marjorie de Sousa en un comunicado a los medios.

Pocas horas después, Julián Gil aseguró que no ve al niño porque su madre no lo permite.

Actualmente radicado en Miami, el protagonista de Médicos, línea de vida, insistió en que se encuentra fuera del país debido a la difícil relación que sostiene con su ex.

Mencionó también que desde su separación ha sido presionado para entregar 140,000 pesos mensuales para la manutención de Matías, cifra que no logra reunir.

Julián jura que deposita religiosamente «el 20% de la cantidad exigida».

Relación conflictiva

julián y Marjorie en tiempos felices.

Muy atrás quedaron los días en que estos famosos protagonizaron un candente romance mientras protagonizaban la telenovela Sueño de amor.

Marjorie de Sousa y Julián Gil llevan más de dos años y medio enfrentados primero por la custodia de su niño, quien actualmente vive con su mamá, y ahora por la manutención.

Mientras tanto, la demanda que interpuso la intérprete de «Un poquito tuya», prosigue su curso, lo que no presagia nada bueno para ninguna de las partes en conflicto.

Por Pedro C. Baca

Fotos PhotoAMC