Meghan, duquesa de Sussex, compartió a través de un artículo que perdió a su segundo bebé en julio pasado.

Meghan de Sussex nos demuestra una y otra vez que es una mujer auténtica.

Y no está dispuesta a callar lo que considera toda persona debe expresar. Como el dolor y la desolación ante una pérdida irreparable.

Así nos enteramos de que la esposa del príncipe Harry sufrió un aborto espontáneo en julio pasado y perdió a quien hubiera sido su segundo hijo.

Recordemos que la popular pareja tiene un primogénito: Archie Harrison Mountbatten-Windsor, con año y medio de edad.

Tragedia inesperada

Meghan y Harry se despidieron de la realeza británica en marzo pasado.
Los duques de Sussex a principios de año en Londres. Foto: AFP

Meghan y el príncipe mantuvieron el penoso trance en el más absoluto secreto por varios meses.

Pero la verdad salió a la relucir hace unos días. La duquesa la comentó en un artículo de opinión que publicó en el diario The New York Times.

La royal británica de 39 años describió sin dramatismos que sintió un fuerte calambre después de levantar a Archie de su cuna.

De inmediato se acostó en el suelo sosteniéndolo en sus brazos, tarareando una canción de cuna para mantener la tranquilidad de ambos.

“Sabía, mientras alzaba a mi primer hijo, que estaba perdiendo al segundo”, apuntó.

Meghan no aclara si su esposo estaba en ese momento en casa, pero indica que el príncipe lloró con ella cuando supo lo que pasaba.

Además de que estuvo presente en el hospital al que la llevaron de emergencia.

Enseñanza de vida

Meghan de Sussex fue mamá por primera vez en mayo de 2019.
Meghan con su pequeño Archie Harrison Mountbatten Windsor. Foto: AFP

De acuerdo con su artículo, Meghan encaró la pérdida con mucho dolor, sobre todo por la ilusión que su Harry y ella tenían de tener un segundo heredero.

Pero asegura que nunca quiso callarlo, ni dar una falsa imagen de fortaleza que solamente hubiera complicado más el proceso de duelo.

Sin embargo, tanto su esposo como ella mostraron prudencia y se dejaron ver en público un mes después del incidente repartiendo alimentos a población vulnerable de Los Ángeles, California.

Poco después anunciaron los primeros detalles de su nueva fundación altruista. Pero la tormenta personal y familiar siguió su curso.

¿Frialdad o tacto?

Harry y Meghan de Sussex forman un matrimonio muy sólido.
Los duques de Sussex aún quieren tener otro hijo. Foto: AFP

Ante la triste noticia no hubo pronunciamiento de la Familia Real británica. Unos lo atribuyen a la frialdad que caracteriza a la Casa Windsor.

Pero otros creen que no tenía porqué hacerlo. Meghan no reveló el incidente en un comunicado oficial, sino como parte de una reflexión sobre la importancia de expresar el dolor y la tristeza.

Y no faltan los cortesanos que desaprueban a la duquesa por hacer tremenda confidencia que debería quedar en su círculo más íntimo.

De cualquier manera se desconoce si en su momento los Sussex comunicaron la noticia a la reina Isabel II.

Por el momento, el único pariente que ha externado su pesar es el conde Spencer, tío materno de Harry, quien envío a la pareja un emotivo mensaje.

Por Pedro C. Baca