Meghan Markle habría recibido un trato frío, sino es que hostil, por parte de su concuña, la duquesa de Cambridge, revela nuevo libro.

«Ni aliada, ni amiga, ni confidente» resultó la duquesa de Cambridge para su concuña, revela la biografía Finding Freedom (Encontrando la libertad).

Se trata del nuevo libro sobre los duques de Sussex que promete sacar chispas.

La obra, cuyo lanzamiento está previsto para principios de agosto, aborda los esfuerzos de Meghan Markle y su marido, el príncipe Enrique para encontrar «su sitio en la realeza británica».

Todos sabemos ya que esos esfuerzos los desgastaron y resultaron infructuosos.

Secretos al descubierto

El libro abunda en distintos aspectos que volvieron imposible la vida de esta singular pareja de royals en el Palacio de de Kensington.

En aquel inmenso complejo Meghan y Harry tenían por vecinos a Guillermo y Kate, quienes no se habrían comportado muy amigables con la nueva integrante de la familia.

De la actitud de Guillermo hemos sabido desde hace tiempo que le pareció muy precipitada la decisión de Harry de casarse con una mujer con tantos «peros» (mayor que él, divorciada, afroamericana y de profesión actriz).

Frialdad grosera

Entre Meghan y Kate había muchas sonrisas pero poco diálogo.

Lo que sorprende ahora son las revelaciones de Finding Freedom acerca de la «frialdad francamente grosera» que la duquesa de Cambridge «siempre» mostró hacia Meghan Markle.

«Todos esperaban que, al compartir origen plebeyo, Kate fuera la principal aliada de la esposa de Harry, pero eso jamás sucedió», apunta la obra.

Ciertamente ambas mujeres nacieron sin una gota de sangre azul en las venas, pero mientras Kate creció en una familia adinerada y exitosa, Meghan provinó de un hogar disfuncional y de clase media baja.

Mientras Meghan era una actriz reconocida, pero con preparación académica básica, la duquesa de Cambridge se graduó con honores en una de las universidades más prestigiadas del Reino Unido.

La verdad es que las nuevas royals tenían muy poco en común: ser esposas de príncipes hermanos.

Falsa cortesía

La obra insiste en que mientras la duquesa de Sussex hizo todo lo posible por olvidarse de su pasado e incorporarse a la realeza, su concuña nunca mostró disposición a facilitarle el camino.

«Tal vez en público había muchas sonrisas entre ambas, pero Kate no mostraba el menor interés en dialogar con la esposa de Harry, e incluso la evitaba», señala Finding Freedom.

El libro cita varios incidentes que reflejaban la distancia entre ambas mujeres. El más reciente data de marzo pasado:

En el servicio religioso que se celebró en Westminster para conmemorar el día de la Commonwealth.

Allí, según el texto, una sonriente Meghan intentó establecer contacto visual con Kate, pero la futura reina simplemente la ignoró.

Hasta el momento la duquesa de Cambridge no ha emitido comentarios sobre lo que se dice en esta nueva obra.

Por Pedro C. Baca

Fotos AFP