Michelle Renaud y Danilo Carrera guardan la cuarentena por el COVID-19 sin que les pese «tanta» convivencia.

Sin lugar a dudas la guapa mexicana y el galán ecuatoriano forman una de de las parejas muy sólida, pero en estos días se han enfrentado al desafío de pasar las 24 horas del día juntos.

¿Cómo les ha ido?

En entrevista exclusiva con JDS, los famosos se sinceraron y nos hicieron varias confidencias.

A través de videoconferencia Michelle Renaud aseguró que, a pesar de vivir una época histórica, horrible, rescata lo positivo:

«Esta cuarentena ha sido favorable porque tengo tiempo de calidad con Danilo y nuestro hijo Marcelo. Además, disfruto de horas para mí que antes no tenía», comentó.

A continuación la protagonista de Las hijas de la luna explicó que en su casa ninguno se aburre, ni se desespera. Han aprovechado para ver series, hacer ejercicio, pintar y limpiar los clósets, entre otras cosas.

“Llevamos un mes sin salir y no me hace falta salir casi para nada, pero no extraño a nadie, no me siento como perro enjaulado, me siento en mi hábitat”, dijo la actriz sonriente.

En cuanto a Danilo, no ha tenido ningún problema para proteger a su compañera e hijo en este momento de crisis. Ya lo hizo siendo muy joven con su familia de origen en Guayaquil, Ecuador.

“Ayudo a Michelle en todo lo que puedo, si hay que recoger la mesa lo hago mientras ella lava, guardo la comida del súper, juego con Marcelo y entre los tres hacemos equipo», señala el ex futbolista.

Más le preocupa la situación de algunos amigos ecuatorianos que radican en Guayaquil porque presentaron síntomas de COVID-19.

“Mi papá, mi hermano Leo y mi abuelita, de 83 años, están muy bien, pero amigos míos están enfermos y han perdido a familiares por falta de atención médica”. detalló.

Respecto a su relación con Michelle cree que saldrá fortalecida. “Esta cuarentena nos debe ayudar a saber mejor quiénes somos y amarnos así, de otra forma no sería amor, sino simple ánimo de pasarla bien».

Danilo no sabe lo que pueda pasar después como casarse con su novio o tener hijos, por ahora se ocupa por cuidarlos.

“Estoy en un curso intensivo de cómo ser papá pero tengo a la mejor mamá del mundo a mi lado y como mi maestra, así que estoy feliz.»

El confinamiento por el COVID-19 no es el primer reto que enfrenan para mantenerse juntos.

Hace unos meses Michelle tomó la decisión de quitarse los implantes mamarios que la hacían verse más sexy, pero ponían en riesgo su salud. Su compañero la respaldó.

Han pasado meses de la operación y la actriz ya puede hacer su vida cotidiana.

Ahora, la actriz y su médico preparan una videoconferencia sobre el tema de la autoaceptación y los peligros de los implantes.

La charla tendrá lugar el jueves 23 de abril a través de un instalive y Michelle te invita a participar desde casa.

Por Pedro C. Baca

Con info y fotos JDS