Mindfulness es una herramienta que ayuda a la concentración en el aquí y el ahora y a no dejarte saturar por los pendientes.

¿Has escuchado sobre la importancia de la conexión cuerpo y mente?  Si no, te estás perdiendo de algo muy importante.

La mente tiene poder de concentración para cocinar un platillo, pensar la mejor ruta hacia el trabajo o hacer cálculos en la compra en el supermercado.

Lo tiene también para maximizar cada instante en el trabajo en casa, el llamado home office durante la pandemia de COVID-19.

¿Cómo se logra?

De acuerdo con los principios del mindfulness hay que seguir unos sencillos pasos.

Planifica con anticipación que harás durante tu sesión y con qué objetivos.

Cumple de inicio a fin con lo que planeaste.

Concéntrate en cada momento.

Enfoca tu mente en lo que estás haciendo. No dejes que tu mente divague en la música que escuchas, ni que se entretenga en lo que harás dentro de diez minutos.

Pon atención a tu respiración.

Una parte muy importante en cualquier sesión. Intenta mantener tu respiración constante y controlada durante todo el ejercicio.

Una cosa a la vez

Nos permite dedicar más tiempo, energía y atención a nuestro trabajo en el momento presente.

Además, sirve para pensar con claridad, crear más conexiones. Nos volvemos más creativos y nuestro trabajo diario fluye mejor.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu

Fotos Pixabay