Si algo estamos acostumbrados a ver en la red carpet de los premios Oscar son looks interesantes llenos de encanto. Desde vestimentas extravagantes hasta beauty looks de impacto, cada año hay algo que acapara por completo nuestra atención.

En esta ocasión fue Emma Watson quien robó la atención durante una de las fiestas que se celebraron al terminar la premiación. La actriz acaparó las miradas no solo por su fascinante look de Ralph Lauren que solo ella podría portar con tal elegancia, sino por un pequeño detalle en su brazo derecho.

Un tatuaje con la leyenda Time´s up, es el que la actriz presumió la noche de la gala, mismo que dejó notar su apoyo hacia el movimiento. Cabe mencionar que este tatuaje se trata de algo temporal por lo que seguramente no lo volverás a ver… por lo menos no muy pronto.

¿Te agrada la forma en la que reafirmó su postura?

Fotos: The Grosby group