Las faldas midi son la perdición de hoy en día, ideales para eventos como comidas, reuniones de día, bodas y hasta para un día casual si las acompañas de una t-shirt. Se distinguen por su vuelo, frescura y longitud, van abajo de la rodilla y un poco arriba de la pantorrilla.