Pee Wee lanza su más reciente sencillo en el que invita al hombre a volverse a comportar con su mujer como caballero y no como animal.

Pee Wee está de regreso en la escena musical con “Más que sexo”, un tema bien rítmico, en el que habla de la necesidad de que el hombre vuelva a comportarse como caballero y detallista con su mujer, la trate como una dama y “sólo sea grosero si está con ella en la cama”.

En videoentrevista exclusiva con JDS el cantante estadounidense de ascendencia mexicana señala sentirse muy contento con la recepción del público, y en especial sus seguidoras que están hartas de sus pretendientes quieran conquistarlas con vulgaridades.

«Debemos ser más románticos, caballeros y detallistas, y dejar al animal salvaje que llevamos dentro para cuando estemos en la intimidad con nuestra niña», explica con una sonrisa llena de picardía.

Dura experiencia

Lo único que lamenta el exintegrante de Kumbia Kings es haber detenido la promoción de su su más reciente sencillo debido a la expansión del COVID-19 en distintas partes de América Latina y Estados Unidos.

En aquellos sitios canceló presentaciones para cuidar la salud de sus seguidoras.

Actualmente autoconfinado en su casa de Mc Allen, Texas, el cantante señala que se siente como en una película de terror.

“La vida se ha vuelto complicada, con la indicación de permanecer encerrados y usar cubrebocas si acudimos a sitios como el súper, en el que para ingresar hay que hacer filas y todo para que a veces no encuentro lo que busco”.

Pee Wee no se desespera, incluso no pierde la ilusión de reencontrarse con sus excompañeros de Kumbia Kings, incluyendo al hermano de la inolvidable Selena, AB Quintanilla,

“Tengo comunicación con todos ellos y si pasando este periodo de confinamiento me invitan a cantar, claro que me lanzo para tirarnos el palomazo con respeto y cariño”.

Por ahora dedica gran parte de su tiempo a componer y producir nuevos temas como «Más que sexo».

El título ha escandalizado a muchos aunque, como aclara en la letra, no habla de sexo, sino de amor tierno y puro.

Por Pedro C. Baca

Fotos JDS