Esta técnica, conocida como «pensamiento de caja negra», luego de sufrir algún descalabro o percance en la vida te permite analizar y corregir el rumbo para que salgas airosa de cualquier dificultad.

La caja negra de los aviones registra detalladamente los datos del vuelo para que en caso de accidente se sepan cuáles fueron las razones del percance.

Este análisis minucioso es clave pues permite prevenir nuevos desastres aéreos a través de la mejora de procesos, aditamentos, piezas, etc.

Si no fuera por esa caja negra difícilmente se podría corregir y mejorar, y peor aún, sería casi imposible evitar nuevos desastres.

Foto PxHere

Haciendo un símil con la caja negra, el empresario y escritor Rolf Dobelli, autor de El arte de la buena vida, te invita a desarrollar un pensamiento de «caja negra» para que analices los errores y aciertos de cada experiencia en tu vida.

El experto asegura que así como ningún vuelo es lineal, pues los cambios son inevitables, siempre habrá caídas en algunos proyectos de vida pero también siempre existe la posibilidad de corregir el rumbo.

Analizar y aprovechar los aprendizajes que cada experiencia te deja, reducirá las experiencias desagradables en el futuro.

Si bien tendrás que pasar por cosas o situaciones que no puedes controlar ni prever, el pensamiento de caja negra siempre te permitirá aprender y corregir.

Por Mariana Chávez