Desde hace varios años el hijo menor de Carolina de Mónaco forma parte de Malizia, equipo náutico con el que participa en las competencias de nivel internacional. Casiraghi se lleva muy bien con el mar, pero no es inmune a los accidentes, como el que recién le ocurrió en la regata Malcesine Cup en Italia.

en competencia

En el transcurso de la competencia, una nave de los organizadores, con fotógrafo a bordo, navegaba sin la reglamentaria bandera amarilla para señalar su posición. El equipo de Pierre no la vio a tiempo para esquivarla y chocaron.

Su yate

Todo quedó en susto. Ninguno de los integrantes de Malizia se lesionó. Lo confirmó Pierre a través de su cuenta de Instagram en la que apuntó: ¡Estamos felices de que nadie se haya lastimado. Esperamos que esto no vuelva a pasar!.
El aristócrata monegasco heredó la pasión por los deportes náuticos de su padre, el empresario Stefano Casiraghi quien siempre destacó en esta actividad y por ella perdió la vida en un terrible accidente en octubre de 1990.

De paseo
Por el lado de su familia Grimaldi, su tío, el Príncipe Alberto II es un amante de este tipo de competencias y ha destacado en reñidas competencias que tampoco han estado exentas de contratiempos.

(Por Pedro C. Baca)