A veces dormir temprano puede ser todo un tema y es que estamos acostumbrados a vivir en el rush todo el día y el momento en el que llegamos a nuestra casa a ‘dormir’ nunca lo entendemos como ese momento para el descanso, por el contrario seguimos haciendo infinidad de cosas y terminamos por dormirnos a altas horas y esto es pésimo para nuestra productividad del día siguiente. Sigue estos consejos para que acostumbres a tu cuerpo a dormir temprano.

  1. Lee un libro, te relajará.

  2. Apaga tu celular y computadora ya que estés en la cama.

  3. Haz ejercicios de respiración para calmar y limpiar tu mente, concéntrate en cada una de tus respiraciones.

  4. Trata de que tu horario de despertar no cambie, así acostumbrarás a tu cuerpo.