Por fin llegamos a lo que desde hace décadas anunciaban visionarios y escritores de ciencia ficción, cuyos ejemplos hemos visto en películas y caricaturas: el momento en el que los robots visibles, tangibles, entran a trabajar en nuestra intimidad y vida cotidianas.

Todavía no lucen como en la historia de Isaac Asimov y que actuó Will Smith en I Robot, pero una compañía con idéntico nombre –iRobot Corp– ya pone a nivel comercial, y no sólo para industrias, un robot aspirador que tiene la facultad de conectarse a la nube para mapear el entorno de tu casa, lo que complementa con un equipo de localización visual. Es decir: está viendo qué tiene que limpiar, en dónde y con qué potencia, porque el Roomba 980, que así se llama, reconoce si está sobre un piso laminado, con mosaicos o incluso sobre una alfombra, con lo que aumenta o disminuye su potencia de aspirado.

Además, se puede controlar y supervisar desde el Smartphone con una app de interface sencilla que forma parte del medioambiente conocido como “casa inteligente”, donde muchas cosas están conectadas entre sí. Este Roomba 980 limpiará durante dos horas seguidas y si aún le faltara alguna mancha que remover, se dirige a su toma de corriente, recarga energía y vuelve a la faena.

Lo encuentras en unos 20,000 pesos en almacenes que venden aparatos electrónicos y para el hogar, además de sitios de e-commerce. Desde luego que encuentras robots limpiadores más económicos, desde hace algún tiempo diversos fabricantes los hacen, pero iRobot sin duda es el fabricante de referencia en este mundo que promete darnos muchas más sorpresas. Apenas estamos en el inicio.

(Por JR)