Salma Hayek se siente muy a gusto con sus 53 años y las canitas que le han salido cerca de la frente.

Todos sabemos que la actriz ha llegado a la cumbre del showbiz por su talento, empeño, belleza y seguridad en sí misma.

Salma Hayek, primera mexicana nominada al Oscar a Mejor Actriz, por su actuación en Frida, se jacta de sentirse muy a gusto consigo misma y con el paso del tiempo que, asegura, ha sabido sobrellevar con dignidad y buen humor.

Con ese espíritu acaba de usar su cuenta de Instagram para mostrar las primeras canas que iluminan su cabellera a la altura de su frente.

Orgullosa cincuentona

«Siéntete orgullosa de tus raíces» fue la leyenda con la que Salma Hayek acompañó la imagen en la que mostró su cabello decolorado.

De inmediato recibió toneladas de comentarios positivos y elogios a su indiscutible belleza.

La verdad es que Salma jamás ha ocultado su edad, y más allá de que atribuye el crecimiento de su busto a una «petición a la Virgen», nunca ha ocultado sus imperfecciones.

Argumento irrebatible

Todavía queda en el recuerdo el escándalo que provocó a principios de año por el tremendo escote del vestido que usó para la gala de los Globos de Oro.

No faltaron ni quienes la llamaron vulgar, ni quienes la acusaron de tener mal gusto para vestir.

En aquel momento Salma dejó callados a todos con una declaración tajante. «Me siento fabulosa a los 53 y con todos los elementos para lucir un vestido sexy, no veo por qué tendría que renunciar a mostrarme».

Por Pedro C. Baca

Fotos PhotoAMC