Medir tu comida y llevar un diario de alimentos te ayudará a mejorar tu salud. Lo siguientes son consejos y recomendaciones de especialistas calificados.

Uno de los aspectos clave para el control del peso requiere de elegir una amplia variedad de alimentos y observar cuánto y con qué frecuencia hay que comerlos.

¿Pero cómo? Para empezar, es útil saber la diferencia entre una porción y un tamaño de porción.

“Una porción es la cantidad de comida que se consume al mismo tiempo, mientras que el tamaño de la porción es la cantidad estandarizada de alimentos, como tazas o trozos y gramos u onzas, que aparece en la etiqueta de información nutricional de la mayoría de los alimentos envasados”, explica Tina Luu, especialista en medicina familiar del Grupo de Atención Primaria del Hospital Houston Methodist.


https://pixabay.com/es/

Para conocer mejor el tamaño de la porción, es necesario leer en las etiquetas la sección que dice: “Porciones por envase” y “tamaño de la porción” ya que la mayoría de los alimentos envasados ​​contienen más de una porción.

Para la mayoría de las personas, el medir su tamaño de porción es complicado, por ello aquí te damos algunos consejos fáciles de adaptar para tener éxito en el control de peso.

Lleva un diario de alimentos

La experta recomienda anotar cuándo, qué, cuánto, dónde y por qué comes, lo cual puede ayudar a saber cuánto estás comiendo y los momentos y situaciones en que tiendes a comer demasiado.

“Este conocimiento puede ayudarte a tomar diferentes decisiones en el futuro”, señaló la especialista Luu.

Mide tu comida

Cuando cocines usa tazas y cucharas de medir, con la finalidad de conocer tus porciones de comida habituales.

Luego coloca el tamaño de porción sugerido de la etiqueta de información nutricional en tu plato y compáralo con la cantidad que comes habitualmente.


https://pixabay.com/es/

Porción racional

Ya sea que estés comiendo en casa, en un restaurante o en la calle, prueba estos consejos para mantener el tamaño de tus porciones razonables:

1.- Come tu comida en un plato, en lugar de sacarlo de una caja o una bolsa.

2.- Evita comer mientras miras televisión o realizas otras actividades.

3.- Come despacio y deja de comer cuando comiences a sentirte lleno.

4.- Corta las porciones de comida por la mitad.

5.- Come a intervalos regulares.

6.- Evita grandes periodos de ayuno.

Con sólo unos pocos cambios estarás en camino de tomar el control de los tamaños de tus porciones, consiguiendo así el éxito deseado en el control de tu peso.

Por Alejandrina Aguirre Arvizu