Sergio Mayer no acaba de entender las recientes declaraciones de la actriz sobre el «vínculo tóxico» que según ella tuvieron años atrás.

Con la boca abierta se quedó literalmente el actor, cantante y político, luego de escuchar que su ex Bárbara Mori lo recuerda como «un amor tóxico que la hizo sentirse infame mientras estuvieron juntos».

Sergio Mayer y Bárbara Mori fueron pareja hacia fines de los ochenta y durante su relación concibieron un hijo.

Luego se despidieron en muy buenos términos y cada uno tomó su camino en paz y armonía.

Por lo menos eso pensaba el exlíder del grupo de strippers Sólo para mujeres, quien desde hace años está felizmente casado con la socialité Issabela Camil.

Verdad dolorosa

Bárbara Mori

La verdad es que Bárbara vivió un infierno al lado de Sergio Mayer, del que por mucho tiempo creyó que no merecía salir.

Esa situación fue la que describió la protagonista de Amor, dolor y viceversa en una emotiva videocharla que tuvo con Marimar Vega.

Bárbara, entonces veinteañera, aseguró que tuvo mucho miedo antes de separarse del padre de su único hijo.

«No solo era mi pareja, sino mi mánager y me controlaba en todo, comenzando por mi dinero», señaló la recordada protagonista de Rubí.

Al ser confrontado por la prensa, Meyer, actualmente presidente de la Comisión de Cultura de la Cámara de Diputados, se declaró sorprendido.

Acto seguido, aclaró que jamás dirá nada en contra de la madre de su hijo. «Por respeto a ella, a nuestro hijo, a nuestra nieta, ni puedo, ni quiero meterme en controversias», explicó.

Recuerdos por conveniencia

Sergio Mayer con su actual esposa Issabela Camil.

¿Por qué recordar ahora una situación que ocurrió tantos años atrás?

Bárbara comentó en su entrevista que lo hizo para sanar una parte de su pasado que la marcó en algún momento de la vida.

Sergio Mayer no lo pone en duda, pero no descarta que tenga algo que ver los planes de su exmujer de llevar su vida a la pantalla.

«Le deseo lo mejor, si necesita sanar que sane y si quiere presentar su vida en público es muy libre de hacerlo.

«Solamente reitero que le deseo todo lo mejor y que jamás entraré en polémica con alguien que me dio tanto», concluyó el legislador federal.

Por Pedro C. Baca

Fotos PhotoAMC