Este regreso a clases involucra como nunca antes a mamás y papás. No tiene porque convertirse en una tarea chocante y complicada.

Es un hecho, sobrellevar el ciclo escolar 2020-2021 plantea un verdadero desafío.

Las clases se están desarrollando de manera remota. A través de contenidos educativos por televisión y dinámicas complementarias.

La adaptación de alumnos, padres y maestros a la nueva normalidad educativa puede derivar en estrés, ansiedad, frustración y conflictos.

Y de no canalizarse adecuadamente, darán lugar a violencia física o psicológica.

Ni es necesario llegar a esos escenarios y es posible sobrellevar el ciclo escolar mucho mejor de lo que imaginas.

Para ayudar en este desafío, Paola Rubio, psicopedagoga y especialista en inteligencia emocional comparte cinco recomendaciones.

Síguelas y la jornada será más provechosa, menos accidentada y emocionalmente más llevadera tanto para alumnos como para los papás.

De paso, facilitará la labor de nuestros docentes:

Aceptar lo realidad como es

Para sobrellevar el ciclo escolar con éxito debemos reconocer que estamos en confinamiento, con nuevos desafíos tecnológicos y educativos, y sentimos el peso del estrés día a día.

Variables como las fallas técnicas son cuestiones que le suceden a la gran mayoría en estos momentos, por lo que enojarse y perder el control no traerá la solución.

Es necesario que resolvamos las situaciones adversas en un estado de recursos internos, es decir, desde un lugar de aceptación que nos coloque en una mejor postura emocional.

Inhalar y exhalar

Es una manera natural de relajación cuando sientas desbordar las emociones.

¿Cuántas veces? Las que necesites hasta sentir que tu corazón palpita a un ritmo sereno.

Es recomendable inhalar profundo por la nariz durante 5 segundos y exhalar por la boca durante 5 segundos más al tiempo que en tu mente repites: “inhalo paz, exhalo serenidad”.

Después de hacerlo 5 veces experimentarás mayor tranquilidad y lucidez.

Paciencia, empatía y compasión

Para sobrellevar con éxito el ciclo escolar deber recordar que en estos momentos casi todos somos vulnerables.

De alguna u otra forma, hemos perdido algo: una costumbre, un hábito, un espacio, una interacción, familiares.

Ten compasión de ti y de los demás, recuerda esta frase que puede ayudarte:

“Todos hacemos lo mejor que podemos con los recursos (internos y externos) que tenemos”.

Aprendizaje emocional sobre el aprendizaje académico

Qué es más importante:

Que los niños aprendan conceptos escolares sin llevarlos a la práctica fuera del contexto escolar, o que aprendan de comprensión, empatía, solución de problemas, manejo de sus propias emociones.

La clave está en el ejemplo. Ellos repetirán lo que tú hagas.

Si ante la frustración golpeas con fuerza en la mesa, o reconoces tu emoción y te comprometes a transformarla, ellos harán lo mismo.

Aprovecha este tiempo para dejarles ver lo mejor de ti.

Gratitud ante todo

Este hábito te entrena para dejar de prestar atención a lo negativo y poner el foco en lo positivo.

Puedes agradecer a Dios, a la vida, al universo.

Lo importante es hacer consciente, destacar y verbalizar las oportunidades que tenemos sobre lo que no tenemos. Te sorprenderás de lo mucho que tienes en tu vida.

Algunas frases para repetir con mucha convicción:

«Gracias porque tengo internet en mi casa», «gracias porque tengo una computadora que puedo prestar a mis hijos para que sigan estudiando».

Además, «gracias porque seguimos vivos», «gracias porque estamos sanos», «gracias porque hay comida en nuestra mesa».

Por Pedro C. Baca

Con info y fotos iComm