Los reyes de los Países Bajos, Guillermo y Máxima, generaron críticas por no respetar la sana distancia.

No hay duda que Guillermo Alejandro y Máxima de Países Bajos figuran entre los miembros más queridos de la realeza, ya no digamos de su país, sino de Europa.

Se debe en parte a su simpatía, pero también a sus constantes «metidas de pata».

Queda en la memoria aquel discurso que dieron los reyes de Países Bajos en México.

Sí, cuando don Guillermo Alejandro pidió a sus empresarios invertir en nuestro país porque «camarón que se duerme se lo lleva la ch…»

En esta ocasión, los bonachones royals generaron tremendísimo escándalo por infringir la norma de la distancia social contra la COVID-19.

Todo ocurrió durante sus vacaciones en una isla griega, al ser captados por un molesto paparazzi.

Prueba irrefutable

En la polémica foto, los reyes de Países Bajos aparecen con un caballero, identificado por la prensa como el propietario de un restaurante de la turística isla de Mykonos.

La foto muestra a Guillermo-Alejandro, con el cabello revuelto, en manga corta y una mascarilla en la mano. A su lado, su esposa Máxima, sonriente, está acompañada por otro hombre, que le pasa el brazo por detrás.

La pareja real infringe así la norma de distancia social observada en varios países, en momentos en que la situación sanitaria que afecta a todo el mundo.

Los neerlandeses están muy comprometidos con impedir que la COVID-19 se expanda en su territorio.

No les falta razón porque tienen como vecino a Bélgica, el tercer país en el mundo con la tasa de mortalidad más alta por cada 100,000 habitantes.

Disculpa oportuna

La familia real holandesa en una toma reciente.

Por fortuna Guillermo Alejandro y Máxima reaccionaron de inmediato y ofrecieron disculpas que sonaron muy sinceras.

«Apareció una foto en los medios en la que mantenemos insuficiente distancia. Debido a la espontaneidad del momento, no le prestamos la necesaria atención», explicaron los monarcas en un tuit.

«Desde luego, debimos hacerlo. Pues también en vacaciones el respeto de las reglas contra el coronavirus es esencial para derrotarlo.

«Ofrecemos nuestras más sinceras disculpas», agregaron.

Por Pedro C. Baca

Fotos Casa Real de los Países Bajos